Aliento, Mujeres, relaciones, soledad

¡Florece!

La flor no sueña cuándo vendrá la abeja, sino que florece y es entonces que la abeja llega a ella.


Leave a Reply