Menu
Aliento / Amor / Hombres / Matrimonio / Mujeres / Noviazgo / Prueba / relaciones / Vida

¿Cómo saber si él es para ti?

Hace poco una amiga me preguntó cómo podría saber si la persona con la que sale es la indicada. Excelente pregunta, pues ¿cómo saber si debes seguir adelante con la relación o seguir evitando esta pregunta hasta que lo inevitable suceda? Es justo allí que los mejores párrafos y capítulos se escriben, cuando uno es honesto consigo mismo y decide tomar el camino menos transitado, al hacerse preguntas difíciles y tomando decisiones claves.

¿Has estado en esa conversación, donde una pareja cuenta su historia de amor y al final te quedas esperando algo más… romántico, divertido, complejo…y nada? Es entonces que sólo sonríes y no hay más que decir. Nada extraordinario.

Y es cierto, cada historia es diferente, única, y probablemente lo que una tuvo que enfrentar, la otra no, sin embargo cada uno la va escribiendo. Hace caso a ese instinto que Dios ha puesto en su corazón o sigue tratando de evitar el formularse preguntas fuertes acerca de la dirección hacía donde se dirige esta relación.

Durante los diez años que tuve que esperar por mi esposa, observé muy de cerca algunos factores que mantenían ciertas parejas más sólidas que a otras. Algunas personas cercanas que siguen viéndose enamoradisimos como al principio y aquellos quienes ahora tienden a exhibir las fallas de su cónyuge en tono de burla con los demás. Terrible.

Es por eso que me tome el tiempo para observar y preguntarle a aquellos que me antojaban a una mejor historia, considere también algunos libros y la mayoría coincidía en lo mismo. Aquí algunos puntos claves a considerar en tu relación:

1 – No siempre estarás soltera, algún día tendrás una familia con niños y esa familia representara la calidad de personas que la dirigen, por eso pregúntate: ¿El hombre con quien sales es el líder que quieres que tus hijos imiten?

2 – Frecuentemente él tendrá que viajar o trabajar con personas del sexo opuesto. Los hombres somos visuales, más no siempre depredadores tras todo lo que se mueve. Cuando hay un compromiso firme, sabemos a donde dirigir nuestros ojos. ¿Son sus ojos sólo para ti, nadie más, no importando que lejos estés?

3 – En la salud y en la enfermedad, en riqueza o en pobreza, si estés de humor o no. Llegará el momento que seas mamá y ocuparás un porcentaje extra de ayuda. ¿Es él un hombre flexible y solidario, no importa que suceda esta listo para aclimatarse, adaptarse al cambio, mostrar entereza y seguirte amando?

4 – Y la más importante en mi opinión. En este viaje de dos que caminan como uno. Donde habrá decisiones difíciles o donde no siempre las cosas salen de la manera que se esperan necesitarás alguien integro, que pueda dirigirte aún en los retos más difíciles a un lugar seguro. ¿Es él el hombre a quien seguirías no importando a donde vaya; es alguien a quien admiras, es un buen líder para ti?

Podemos irnos a más detalles y preguntar acerca de cómo maneja sus finanzas, cómo es su trato con las mujeres en su vida, qué tipo de hábitos y vicios lo tienen sujeto, etc, etc. Sin embargo, la raíz de cada uno es el carácter, lo que sustenta todo lo demás y lo que distingue a matrimonios sólidos y felices de aquellos que tú has visto y no quisieras estar en su lugar.

Se llega el momento en cualquier relación donde hay que formularse estos puntos y no solamente qué tan romántico, detallista o caballero es. La razón es porque todos podemos activar nuestra capacidad de amar en cualquier momento y todas esas virtudes provienen del mismo lugar. Sin embargo, lo que sostiene un amor de años, leal, fuerte y seguro es el carácter de quienes lo conforman.

Por eso medita en estas preguntas antes de tomar una decisión cuyas consecuencias podrían ser mayores a sólo llorar en tu recamara por un mal entendido. Porque o ríes un par de años con él, lo llegas a conocer mejor y lloras toda la vida, o lloras ahora tomando decisiones firmes y ríes toda la vida.

About Author

Autor del libro y host del Podcast “Más que Saliva". Por 15 años Gerardo ha dedicado su vida a introducir adolescentes a Jesús y ayudarlos a crecer en su fe en México, Rumania, Taiwán y ahora en Puerto Rico sirviendo con la organización global 'Young Life'. Gerardo esta casado con Cristina, y tienen tres hijos, Sawyer, Madison y Elliot de 9 meses. Mexicano de nacimiento, misionero de corazón, siempre buscando lugares de buenos tacos!

No Comments

    Leave a Reply