Aliento, Amor, desamor, divorcio, Familia, Hombres, Matrimonio, Mujeres, Vida

10 Preguntas Claves para Resolver cualquier Conflicto en un Matrimonio

Algunas de las preguntas más frecuentes en un matrimonio son acerca de cómo poder entender a la otra persona. Las dificultades que enfrenta un matrimonio que apenas comienza llegan como una torbellino de situaciones inesperadas cada una por minuto bombardeando la relación. Esto tiene que ver con las personalidades, el carácter, la flexibilidad y la tolerancia de cada uno más que con el amor en si mismo.

Todos venimos de diferentes trasfondos y jamás debemos ver el matrimonio como la solución en la vida, sino como el lugar donde seguiremos aprendiendo apoyados por aquella persona que nos ama. El matrimonio será una lupa donde todo lo que no has pulido en la soltería será magnificado al 500%. Y allí, se trata de amar a la otra persona a pesar de sus defectos, dandole el espacio para seguir caminando, madurando, aprendiendo.

Casi todas las parejas llegan a definir los conflictos que suceden en la relación como falta de amor. Sin embargo, no es así, sino que es en esta adaptación donde descubrimos el diferente grado de madurez de cada uno, por lo tanto debemos respetar y aprender a pasar por alto ofensas, así como a la vez alentar a la otra persona en su caminar, sin atacar. Cediendo en amor, usando palabras que alienten, que edifiquen.

Recuerdo a un amigo preguntarme sorprendido “¿Así se ponen las mujeres? ¿Es en serio o solo a mi me pasa?” Me reí por su expresión. Le explique algo que sigo aprendiendo, que las mujeres son emocionales, y nosotros hombres prácticos. Ella querrá saber si en verdad la amas y definirá tu entrega de acuerdo a tu comprensión, preguntándose si escucharas lo que hay en su corazón pacientemente o buscaras una solución rápida.

No podemos abordar el conflicto sin antes considerar el lugar de donde viene.Click To Tweet Así que aquí te presento 10 preguntas claves para resolver cualquier conflicto en un matrimonio. Preguntas que deben ser hechas recordando cuánto la amas, no importando la situación que este en juego y ojo, no importando su actitud.

Toma el tiempo para escucharla, no sólo preguntes y al final de cada una de sus respuestas, trata de parafrasear lo que ella contestó. Poco a poco iras al corazón del asunto. Pocas veces las primeras respuestas son las definitivas, siempre hay una raíz más profunda del problema. Tú le mostrarás que no importa qué hora sea, y qué tanto ella quiera hablar iras como ese caballero que eres hasta donde tengas que ir para proteger su corazón. La recompensa será impresionante, trust me!

1. ¿QUÉ ES LO QUE MÁS TE PRESIONA EN ESTE MOMENTO?

Calla todas las voces que te digan que no hagas esto, que no funcionará, obsérvala como esa preciosa mujer que viste entrando por ese pasillo de iglesia y comprende que se siente herida, lastimada. Sería más fácil entender para nosotros cuando físicamente alguien se duele que cuando sucede en lo emocional, pero se paciente no importando su respuesta. Apenas comienzas, en amor pregunta, viéndola a los ojos.

Ya que la hayas escuchado responder con sus emociones, cariñosamente repítele: “Lo que escuche que dijiste es que lo que más te presiona es…” o “Escuche varias cosas que te presionan ¿cuál de todas es la que te presiona mayormente?”.

2. APARTE DE ESTO, ¿HAY ALGO MÁS?

Las primeras dos preguntas tratan de buscar la causa principal, mientras ella puede abrir su corazón y sentirse escuchada. Una mujer constantemente basa su valor en cuánto su cónyuge esta dispuesto a pelear por su estabilidad, hasta las últimas consecuencias. Y un hombre actuará pasivo de acuerdo también a otro temor dentro de él, no sentirse adecuado o con lo necesario para ayudar verdaderamente a su esposa. Por lo tanto, al iniciar esta conversación se invita a cada uno a abrirse completamente, allí la necesidad de llevar todo esto en amor y respeto mutuo.

3. ¿CÓMO TE ESTA AFECTANDO TODO ESTO?

Las preguntas 3 y 4 abordan las consecuencias de lo sucedido o lo que esta presionando. Allí es importante escuchar, sin defenderse. Recuerda que no es acerca de quién esta en lo correcto y quién equivocado, sino en tratar de ponerte en los zapatos de la otra persona y ver como ella vio lo que pasó. Lamentarse con los que se lamentan como la instrucción bíblica. No cualquiera se siente con la libertad de responder sinceramente a esta pregunta hasta que perciba que se le comprende y se le quiere entender mejor, que se le escucha sin juzgar sus sentimientos. Repítele pues, lo que comentó para mostrarle tu empatía y amor.

4. ¿QUÉ NOS DEPARARÍA EL FUTURO SI NADA LLEGARÁ A CAMBIAR?

Esta pregunta muestra el alto costo que se pagaría si no se hiciera nada. No es para desmotivar a quien pregunta, sino para mostrar lo grave de dejar todo en solo preguntas para calmar a la otra persona.

5. ¿CUÁL TÚ CREES QUE ES MI RESPONSABILIDAD EN TODO ESTO?

Las preguntas 5 y 6 tratan con la responsabilidad personal de los involucrados. Esta pregunta es de las más temidas por lo que conlleva. Morir a uno mismo, buscar el bien de la otra persona y escuchar, sin defenderse, dando todo en amor como Jesús en la cruz. La mayor nobleza se encuentra en ceder mis derechos, sustituyéndolos por los de el cónyuge.

Si al escuchar la respuesta tú comenzaras a culpar, quejarte o excusarte convertirás esta serie de preguntas en combustible...Click To Tweet para un mayor conflicto al no aceptar tus fallas que la otra persona ha compartido contigo. Algunas veces no tendrás el 100% de la culpa, pero quizás tu actitud al conflicto, las palabras que dijiste, etc, conllevan ese 30%. Pide perdón por ese porcentaje (sin señalar que solo fue ese porcentaje), doliéndote por eso genuinamente, el perdón es el aceite de los que mejor se aman.

Repite la respuesta para la satisfacción de la otra persona. La meta de repetir es comprender la raíz de lo que se va diciendo.

6. ¿CUÁL CREES QUE ES TU RESPONSABILIDAD EN TODO ESTO?

Probablemente tu cónyuge no espera esta pregunta, pues quizás ha tomado el rol de víctima en esta situación. El punto central de toda esta conversación se lleva a cabo aquí, donde cada uno ve su responsabilidad. Y si en esta serie de preguntas se demostró compasión, amor y cuidado el escucha mostrará misericordia y respeto por  el emisor.

7. ¿CÓMO TE GUSTARÍA QUE SE VIERA ESTO EN UN FUTURO?

Las preguntas 7 y 8 son acerca del futuro que desearían ver. Esta pregunta cambia lo que se ha hecho hasta ese momento a lo que se podrá y se deberá hacer. Crea esperanza para un futuro en el que los dos estén de acuerdo. Cuanto más se comunican aquellas cosas que anhelan como pareja más regresan a la base de construir algo en unidad.

8. ¿QUÉ ES LO MÁS PODEROSO QUE JUNTOS PODEMOS PEDIRLE A DIOS?

Esta pregunta va dirigida a centrar su matrimonio en lo que puede hacer Dios, más allá de lo que puedo lograr a través de todos mis esfuerzos personales. Es poner todo en sus manos, como en aquel altar, aquellas promesas que se prometieron delante de Él, para que confiando en Dios esto pueda realmente florecer. Es un reconocimiento donde juntos después de escuchar la respuesta de la pareja invitan a Dios a volver a tomar el control de su relación para dejar que Él los pastoree y dirija, pues Dios es la fuente del amor perfecto.

9. BASADO EN LO QUE PEDIMOS A DIOS ¿QUÉ ES AQUELLO EN LO QUE NO PODEMOS FALLAR?

¿Qué cosas son claves para que conflictos como los que presionan y tratan de derrumbar la relación no triunfen? ¿Qué cosas para un cirujano serían primordiales antes de una cirugía? Así mismo, ¿qué cosas serían importantes mantener para que este matrimonio siga prosperando en amor, respeto, admiración y apoyo incondicional? Al entender los dos este concepto será restaurada la paz, son las bases en que lo demás será construido.

10. ¿QUÉ PASOS PRÁCTICOS PODEMOS TOMAR PARA ASEGURARNOS QUE SUCEDA?

En inglés hay un libro de Andy Stanley llamado “The Best Question Ever” y él hace esta pregunta “¿Cuál sería el paso más inteligente de acuerdo a tu experiencia pasada, circunstancias presentes y esperanzas futuras?” Estas serán respuestas que debes anotar en tu planeador. Allí veras quién es responsable, por qué cosas, y en qué momentos deberán llevarlas a cabo. Obtendrás pasos muy efectivos para lograr grandes resultados.

Deseo que Dios te de la gracia para llevar estas preguntas con el cuidado con el que un pastor lleva a sus ovejas, en amor y compasión por ellas. Con el cuidado ques e le da a un vasija frágil y de gran valor. Que encuentres en Él la sabiduría necesaria para tomar el tiempo que sea necesario para invertir en tu compañera, en tu familia. Y que puedas ser ese caballero noble que cuida y guarda el corazón de su familia no importa que se tenga que hacer.

Escrito basado en el programa dedicado a restaurar matrimonios de Chris Hogan, Courageous Conversations. Visita su sitio web: www.noblecall.org


Leave a Reply