ideas, Lectura, Vida

Nunca termines libros que no valen la pena.

NUNCA TERMINARE DE LEER LIBROS QUE NO VALEN LA PENA.

Repítelo 10 veces.

Esta una de las frases hecha gráfico en la cuenta de Instagram del famoso autor creativo, Austin Kleon, conocido como el autor del libro éxito en ventas “Roba como un artista”

“Siempre les aconsejé a mis estudiantes: si un libro los aburre, déjenlo, no lo lean porque es famoso, no lean un libro porque es moderno, no lean un libro porque es antiguo. Si un libro es tedioso para ustedes, déjenlo… ese libro no ha sido escrito para ustedes. La lectura debe ser una forma de la felicidad.”

Jorge Luis Borges

La culpabilidad siempre me acecha cuando paso por aquellos libros que siguen ahí, en alguna parte de mi casa sin ser terminados, o siquiera leídos. Es quizás mi obsesión por querer terminar todo lo que leo, pues mi tendencia es lo contrario.

Al leer no solamente la frase de Borges sino la transcripción parcial de su entrevista en el prólogo de su Libro Borges profesor: Curso de literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires me siento en paz al comprender que algunos libros aún no son para mi. Quizás en un futuro, pero no ahora.

Si Shakespeare les interesa, está bien. Si les resulta tedioso, déjenlo. Shakespeare no ha escrito aún para ustedes. Llegará un día que Shakespeare será digno de ustedes y ustedes serán dignos de Shakespeare, pero mientras tanto no hay que apresurar las cosas.

Jorge Luis Borges

Esto no es cuestión de si leemos o no, sino el momento que esos párrafos realmente tomarán un sentido propio en el cual podremos atesorarlos profundamente.

¿ENTIENDES LO QUE LEES?

Existe una historia Bíblica similar acerca de un funcionario a cargo de los tesoros de la reina de Etiopía el cual viajaba en su carro leyendo. Felipe, quien era apóstol de Jesús, al ir por el camino, se acerca y le pregunta. “Pero ¿entiendes lo que lees?” (Hechos 8:30)

El encuentro es increíble. Te invito a leer la historia completa. Felipe le explica evidencias fascinantes de lo leído. Esto fue clave para entusiasmar al lector. Lo sucedido cambió su vida y su manera de leer futuros textos. Es pues parte importante de incentivarnos a disfrutar ciertos temas esos lectores con los que nos rodeamos.

Pregunta, y vuelve a preguntar a aquellas personas que se han ganado tu admiración ¿Qué es lo que has leído últimamente?

Y si eso no es para ti ahora, conserva ese libro quizás en una lista de libros por leer. Pues, probablemente será el libro con el que necesites acompañarte en un futuro.


DEJA TUS COMENTARIOS