Encouragement, english, God, Life, Marriage, Videos

Juntos y Cómodos

“Cómo podría enfrentar a Dios al final de mi vida y decir “Nos uniste, Nos rescataste, Nos formaste, y lo que hicimos con este matrimonio fue solamente buscar vivir cómodamente.”

A menudo veo la sonrisa de amigos al platicarnos su historia de amor y como Dios los unió. Conversaciones románticas llenas de sorpresa y brillo.

Ella lo observa platicar acerca de cómo fue que la conoció. Ella incluye los detalles de los retos que enfrentaron como pareja en el proceso. Él regresa a la conversación terminando con la manera que al final lograron casarse. Los ojos de ella brillan mientras habla de su boda y de los detalles que la hicieron mágica, única.

Recordamos nuestro compromiso uno por el otro al vivir por medio de nuestras conversaciones el camino que hemos recorrido para seguir aquí, juntos.

Sin embargo, estamos en guerra. Un enemigo observa la imagen de Jesús en nosotros y lo que representamos al caminar juntos en esta fe. Al crear una familia estamos creando una amenaza, con hijos que aprenderán a conocer a Dios, siendo saetas en nuestras manos que apuntaran al corazón de los enemigos del Rey.

Y es ahí que enfrentamos una serie de obstáculos, dificultades y tentaciones que buscan hacer titubear y distraer el propósito original que nos unió. Ser luz, sal. Para mostrar en la oscuridad esperanza, para preservar aquello por lo que vale la pena vivir, morir.

Historias increíbles de vidas transformadas en su compromiso con Dios y de uno con el otro no solo dicen “quiero envejecer a tu lado” sino que dicen, quiero junto a ti ser una luz a otros de que Jesús es real.

Es al reconocer que no somos una pareja más, sino que hemos sido llamados para estar juntos y representar algo eterno ante la sociedad dentro de la cual vivimos que podemos entender la oposición.

Es al darnos cuenta que nuestro amor y compromiso con nuestro cónyuge le muestra a un mundo sin amor y que no desea compromisos el valor de la fidelidad.

Y así, contentos solo con ello podemos creer que con nuestro testimonio hacemos suficiente, perdiendo historias increíbles sí tan solo decidimos avanzar activamente en aquello que Dios planeo-al-ponernos-juntos. Participando en lo que Dios esta ya haciendo, con nuestras manos unidas, con nuestras familias, con las historias de cómo hemos caminado valientes a aquello que Dios nos ha llamado hacer JUNTOS.


Leave a Reply