relaciones

Celebrando a otros sin importar quienes sean.

Una gran escritora mencionaba que al ir creciendo, cada vez que entraba a la oficina de su papá, ella sabia que algún día lograría algo significativo en la vida por la manera que papá la celebraba. La manera que su mirada le decia que ella era increíble.

Hoy Abril 10 mi preciosa hija Madison cumple 4 añitos y deseo siempre celebrarla con ese tipo de mirada que le dice que ¡Papá cree en ella y la ama demasiado!

Palabras Intencionales

Siendo maestro por más de 10 años encontré lamentablemente el poder de las palabras dichas sin tacto. Las cicatrices en la seguridad y emociones de muchos de mis alumnos. Al decir mucho, no lo escribo exagerando. Situaciones donde tenía que parar la clase completamente porque las lagrimas de uno de mis estudiantes le impedían continuar la clase. Su descripción fuera del salón y la vista de sus compañeros hacía mi fue “Maestro, las palabras de mi Mamá son muy fuertes en mi cabeza: jamás serás como tus hermanos, eres un burro, etc.”

En una era donde existe más maneras de estar conectado y comunicarnos debemos asegurarnos que lo que escuchamos no solo es cierto, sino que enriquecerá nuestra vida. Nuestras emociones y nos impulsará a ser mejores.

¡Que increíble escuchar las palabras de animo de personas que esperan lo mejor para nosotros! No para obtener algo de nuestro esfuerzo, sino simplemente para alentarnos. Sin embargo, no es fácil encontrar alguien así.

Es por eso que aún cuando esto sea lo opuesto a lo que yo mismo haría o pensaría de otros me he puesto la meta de esperar lo mejor de quienes me rodean. Impulsar a otros con mis palabras intencionales. Enriquecer en la manera que me refiero a otros cuando me preguntan si los conozco o qué pienso de ellos.

Esta es una práctica increíble. No solo para el receptor que nos observa preguntando si realmente pensamos así de ellos. Sino también para nosotros quienes cambiamos el ciclo de toxicidad con el que esta generación se comunica.

Esto es. Esperar lo mejor de otros. Observarlos con los lentes que profetizan un gran destino para sus vidas. Aquellos que siembran semillas de esperanza en el corazón de un mundo hambriento por ser apreciados. Validados. Quienes ven más allá de lo aparente y crean un cambio celebrando a otros viendo lo mejor en ellos.


DEJA TUS COMENTARIOS