¿Qué es lo que hace que un hombre sea un hombre? decía uno de los libros que más me ha movido “Salvaje de Corazón”. La pregunta y las diferentes vertientes que el autor escribe son increíbles y necesarias. Hoy deambulaba esta pregunta en mi mente dirigida a ese lugar donde ahora Dios me tiene.

¿Qué es lo que hace que un hombre sea un hombre en México Gerardo? Sentí como si Dios me lo preguntará esperando mi respuesta. Formulé algunas respuestas rápidas, pensé en las situaciones por las que he pasado últimamente y esta pregunta derrumbó algunas de mis más constantes excusas.

Las respuestas a aquellas preguntas que no volvimos a formular vinieron de nuestros padres, menciona Eldredge en su ‘best seller’. Estas duda que apagamos por falta de claridad, al observar el constante embelesamiento que los hombres a nuestro alrededor le dan al placer y al poder. De cierta manera de allí obtuvimos nuestras ideas y lo que frecuentemente nos encontramos haciendo hoy repetitivamente. Dedicados también a trabajar arduamente para de alguna manera obtener lo que sea que los hombres obtienen. Sentirnos plenos cada final de mes o quincena y volver a ser miserables durante la semana.

Nos auto-excusamos por las largas horas en el trabajo a nuestro amor para la familia, el deseo que ellos tengan lo que necesitan, pero si la familia realmente fuera la razón le dedicaríamos a ellos toda nuestra energía al termino de nuestra jornada.

Tenemos que trabajar, de eso no hay duda, debemos ser proveedores, aunque la pregunta que deseo formular no se trata de eso, sino, ¿qué te hace sentir hombre? ¿Ese salario con el que puedes sentirte amo de la situación, sacando la chequera y escribiendo algunos dígitos? ¿De dónde viene tu sentido de hombría? De que otros vean a tu familia bien vestida, en un buen auto y estudiando en un lugar de buena reputación.

¿De dónde proviene tu sentido de fortaleza? ¿de tu cartera? ¿De lo que puedes comprar con lo que hay en ella? ¿De la posición que tienes en tu trabajo y la autoridad que puedes ejercer sobre los demás?

¿Qué es lo que te hace sentirte hombre?

Observa, detenidamente a los hombres de éxito en México, en Latinoamérica, cuál es el factor por el que los consideramos alguien triunfador… realmente. ¿Qué cosas tienes que comprometer para sentirte hombre de verdad? ¿Cuántas cosas harías para ser catalogado como alguien así?

Tristemente muchos de los hombres en poder, de éxito y que están prosperando fallan en el hogar, con su familia, con su esposa. Y familias van quebrándose en el proceso. Hijos sin padres, esposas sin nadie, y se repite de nuevo. ¿Qué sucedería si todo se te quitará? ¿Qué sucedería si como a Job Dios permitiera que el enemigo te saqueará? ¿Dónde te apoyarías allí para sentirte hombre, pleno, con éxito?

Frecuentemente las crisis que Dios permite son para que tu validación como hombre venga de quién eres en Él. En tu Creador. Muchas de las veces se fractura algo en el trabajo, en tu economía para que escuches la pregunta de Dios, de frente y honestamente… ¿Quién eres tú sin todas estas cosas?