Revaluando tus propios consejos

Caminar intencionalmente hacía un nuevo año requiere hacernos preguntas duras acerca de aquello que sólidamente creímos por años. ¿Cómo esto te ha funcionado hasta ahora? ¿Será que sigues esperando en Dios o Dios esperando en ti?